Rate this post

Nokia se las trae y como… ha lanzado un móvil de 50 euros, unos 800 pesos argentinos, que traerá más de una lágrima entre los nostálgicos, se trata del Nokia 3310, que no es más que una actualización de la vieja versión que tiene algunos cambios que pueden interesar a más de uno.

Lo ha presentado hace un mes en el MWC de Barcelona y actualmente está siendo boom en ventas en España, con lo cual no es de esperarse que pronto llegue a América Latina.

Veamos de que se trata este llamativo aparato.

¿Nokia otra vez?

Si, luego de que vendiera las patentes del modelo Lumia a Microsoft, ya que Nokia se quedó con las patentes que le permitían fabricar teléfonos de otras líneas, pero no Lumia, aunque con el compromiso de no ingresar al mercado de móviles durante 2 años, cosa que cumplió, pero ahora volvió a la carga como era de esperarse.

Y es que la marca Nokia, no podía desaparecer así no más, es una marca que nos ha acompañado durante muchísimos años e incluso mucho antes de que marcas como Samsung, LG o incluso la misma Microsoft estuviera en el mercado móvil.

Si bien parece que la estrategia de Nokia con el lanzamiento del Nokia 3310 es apelar a la nostalgia de algunos usuarios, parece que le está funcionando y muy bien, así que no es de esperarse un “revival” de los viejos modelos de otras compañías, que luego de éxito de Nokia se van a querer acercar al público que prefiere lo vintage a las tecnologías de punta.

Un diseño conocido pero renovado

En cuando al diseño mantuvo la línea de los viejo Nokia 3310, el llamado “Candy bar”, con la diferencia de que es un poco más colorido, viene en rojo, azul, amarillo y gris. La pantalla es similar sólo que en vez de ser monocromática es de color. Contiene un teclado físico como los clásicos de números, no qwerty, así que la experiencia es similar a los viejos teléfonos.

Especificaciones técnicas

Es un móvil que se podría considerar de gama baja, ya que no contiene ninguna funciona Smart, con lo cual no importa demasiado la memoria ram, ni el procesador, ni tampoco lo han anunciado.

La pantalla es de 2.4 pulgadas, con una resolución de 240 x 320, típica en este tipo de teléfonos clásicos. Lo acompaña una cámara de 2 MP con flash, un detalle divertido que añade una pizca de utilidad a este móvil, lindo para usarlo como linterna.

El almacenamiento es de 16 MB internos, pero se puede ampliar con una tarjeta de memoria micro SD hasta 32 GB.

Dispone de micro-USB 2.0, bluetooth, y cuenta con conexión 2G, con lo cual se puede navegar a una velocidad lenta, pero se puede.

Tiene radio FM y reproduce video mp4 y audio mp3, con lo cual se puede usar como un ipod o reproductor mp3 portable, gracias a la posibilidad de añadirle una tarjeta SD.

La batería es de 1200 mAh, interesante teniendo en cuenta que no consume casi nada y que promete una duración de 22 horas de conversación y casi 1 mes de stand-by sin cargar.

Funciones básicas

Este teléfono no está pensado para un uso intensivo de Internet, porque es que realmente no tiene soporte para Whatsapp, porque tiene sistema operativo Symbian, aunque dispone de un mensajero propio de Nokia, pero que sólo funciona entre teléfonos Nokia 3310, algo raro, pero que está y alguien lo usará.

Para los nostálgicos, contiene una versión actualizada del juego Snake, el de la viborita y los tonos de llamada son los mismo que en versión 3310.

Conclusión

Este móvil es para aquellas personas que quieran tener un sustituto por si su Smartphone deja de funcionar o simplemente porque no utilizan las funciones Smart de los teléfonos actuales y necesitan un terminal sencillo para comunicarse con las opciones básicas.

Nokia con este lanzamiento, sin dudas va a abrir una nueva veta en lo que son los modelos de móviles y la tecnología, haciendo que muchas empresas se replanteen la posibilidad de lanzar modelos más económicos dirigidos a un público menos exigente.